Los niños y los juegos de video

Edutenimiento

Edutenimiento en niños

Por Elizabeth Trajtenberg M.A., L.NLP.P

Honestamente, quién no disfruta de los preciosos minutos de silencio, sin interrupciones  cuando los peques están bajo el hechizo de la pantalla? Esa leal, incondicional y super cool babysitter.
Son innegables los maravillosos avances de la tecnología en el área de la salud, la comunicación y el entretenimiento. En la última década, cada familia tiene por lo menos una computadora personal y/o un teléfono móvil inteligente y los niños desde bebés tienen completo acceso a estos aparatos, y hasta los usan mejor que algunos adultos!

El juego es un fenómeno universal que está ligado a la salud psíquica y física, facilita el proceso simbólico y sirve como punto de encuentro y comunicación con los otros. El juego da placer,  relaja, y es vital para los niños y los adultos.

Hay que diferenciar los juegos de video con el solo propósito de entretener, de los que además educan, los llamados juegos de “edutenimiento” (educación y entretenimiento). A partir de 1948 la Walt Disney Company comenzó a usar este neologismo y en 1973, Robert Heyman también lo uso al producir los documentales para National Geographic.  En este artículo hablaremos de los dos tipos de juegos del uso y abuso.

Según Jane Haley,  Director of Child Psychology/Neuropsychology at Mt. Sinai Medical Center in NYC, -”Los juegos de video no deben ser usados en niños menores de 7 años porque impiden el desarrollo normal del cerebro”-.

En mi opinión y experiencia,  los aparatos de endutenimiento, (por ejemplo un teclado con letras y música)  pueden ser usados con moderación antes de los 7 años, si son apropiados para según la edad y por un máximo de 20 minutos diarios.
Para el niño mayor, los aparatos educativos siguen siendo valiosos y los juegos de video pueden enseñarle perseverancia, experiencias nuevas y a usar la  imaginación en la resolución de conflictos.

Cuando un niño está expuesto a más de 20 minutos de pantalla (computadora o televisión) por día, desarrolla el hábito de ser entretenido y pierde la capacidad para automotivarse. La satisfacción y el bienestar están afuera. Esto lleva a que el niño sea pasivo, y propenso a adicciones porque es dependiente de este estímulo para pasarlo bien. Además, no soporta el aburrimiento que es fundamental para la integración de lo que sabe, para desarrollar la creatividad y para conocerse a sí mismo.
Para un desarrollo normal, el niño debe conocer el universo real antes que el virtual, debe manipular los objetos tridimensionales para aprender sobre textura, peso, gravedad, etc. Por ejemplo, los juegos de video con animales pueden confundir al niño pequeño que todavía no sabe la diferencia entre realidad y fantasía, si no sabe el tamaño proporcional entre un animal y otro, o su comportamiento natural. Antes de exponer a un niño pequeño a un juego de video de este tipo habría que llevarlo por ejemplo,  al zoológico, al parque, o a una tienda de mascotas para que vea por sí mismo. El juego con otros niños, le enseña sobre las reglas sociales, las emociones y aprende sobre los límites propios y los ajenos.

Hay herramientas virtuales extraordinarias para educar a los niños, y en esta sociedad competitiva los padres,  con la mejor intención exponen a sus hijos a una gran variedad de estímulos pero la pregunta es si  con esto no estamos atrofiando otras habilidades.
Quien se enfrenta al dilema entre el uso y el abuso de los videojuegos,  pueden contestarse las siguiente preguntas en cualquier orden:
1- ¿Le enseña algo que yo no se? Como una lengua extranjera.
2- ¿Es necesario que tenga esta experiencia ahora? Si es apropiado para su edad.
3- ¿Puedo reemplazar el placer que eso produce con un objeto real? Ir al parque, dejar que juegue con agua.
4- ¿Por qué no puedo ver que mi hijo/a esté aburrido? El aburrimiento lo ayudara a buscar otros intereses y a ser creativo.
5- ¿Habrá otra manera de estimular su imaginación de un modo más original? Inventar una historia y los personajes, no solo seguir con la idea de otro.

Todo padre quiere un hijo sano, independiente y feliz. Pensemos que el niño que hoy hacen un berrinche porque quiere los juegos de video, mañana seguramente va a  pasar horas frente a un monitor para ganarse la vida, y que ya será tarde para disfrutar de su infancia y caminar juntos por el parque.

 

One thought on “Los niños y los juegos de video

  1. Es cierto que a veces dejamos que vean el mundo por una pantalla de 10 pulgadas y se pierden lo bello del universo!

Leave a Reply